Valdepuercas (Cáceres) 

En el término municipal de Alia, localidad cacereña, se ubica la finca de caza más extensa con 18 000 hectáreas. Su dueño es el empresario siderúrgico José María Aristrain, magnate del acero. Con su última compra de ‘La Pintora’ ha subido a la cima en cuanto a amplitud del terreno para cazar. 

La Garganta (Ciudad Real) 

En Almodóvar del Campo se encuentra uno de los lugares más importantes para las casas reales europeas. Su pasto y su ubicación son un privilegio. Precisamente en ‘La Garganta’ se conocieron Corinna Larsen y el Rey Emérito Juan Carlos I. Su extensión es de 12 000 hectáreas y su dueño es el padrino de Jorge de Cambridge: Hugh Grosvenor. 

El Lobillo (Ciudad Real)  

Otro gran espacio cinegético en la misma provincia, pero en Alhambra, es propiedad del empresario Juan Abelló. Aquí se practica la caza menor y la agricultura. No sólo tiene ‘El Lobillo’ (de 10 000 hectáreas), sino que reúne en su gran fortuna otros terrenos para el mismo fin, sumando unas 40 000 hectáreas en total. Se le considera uno de los mejores cazadores españoles. 

El Castañar (Toledo)   

Aquí se gestiona un modelo para cazar difícil de ver en otros espacios en España, basado en la conservación suprema. Por ejemplo, tiene más nidos de águilas que el Parque Nacional de Cabañeros.

Su localización es Mazarambroz y ocupa 11 500 hectáreas, aunque están divididas actualmente en dos partes: la mayor (7 000) pertenece al Duque de Pastrana y la otra restante a su hermano Rafael. En ambas se ofrece monterías tradicionales para los cazadores interesados. 

Los Altarejos (Sevilla)    

Carlos March, uno de los hombres ricos de nuestro país, posee esta finca que su familia construyó en 1975 bajo el diseño de Gerald Huggan. Después fue ampliada y cuenta con gran cantidad de vegetación diversa, un lago, un arroyo, dos invernaderos y hasta un cortijo. Se localiza en el término municipal de Guadalcanal. Tiene 10 000 hectáreas.

Los Alarcones (Jaén)     

Por último, hay que terminar en territorio jienense para hablar de un espacio propiedad de Samuel Flores. Este empresario y ganadero es uno de los grandes terratenientes de España. Su finca está en Andújar y ocupa 8 900 hectáreas, aunque dispone de otros terrenos. 

Realmente existen otros enormes espacios para la caza también, pero que han ido quedando en el olvido, tras ser adquiridos por el Estado o las autoridades autonómicas.

Publicaciones Similares